Por Ralbin Duarte


Una empresa por más que esté compuesta por diferentes departamentos, es una unidad, una entidad que requiere que sus componentes funcionen de manera sincronizada, usando la analogía comparativa del cuerpo humano y sus órganos, si bien cada uno de ellos tiene una función específica, el objetivo de todos es el de sostener la vida del cuerpo, al igual que los departamentos de las empresas sostienen la responsabilidad de hacerla funcionar.-

Pero en la vida empresaria ocurre la competencia y rivalidad, lo que nos lleva a encontrar entorpecimiento del funcionamiento integrado de la maquinaría para llegar al objetivo de la subsistencia, crecimiento y sostenimiento de la empresa en el tiempo. Los departamentos se controlan unos a otros y muchas veces entorpecen a sus pares.-

Un departamento comercial requiere que el de marketing forme los productos que su mercado demanda, pero no siempre son colaboradores entre sí, si no competidores, no escuchan las necesidades mutuas, al igual que el departamento financiero suele limitar a los dos anteriores en función de la reducción de gastos.-

Esto es como que un atleta profesional se encontrara con la siguiente situación:

El cerebro le dice a sus órganos que produzcan más energía, que los músculos se contraigan y den lo mejor de sí, que el corazón envíe más sangre, que el hígado genere glucosa para tener el combustible suficiente para realizar las acciones necesarias. Entonces sucede que: El cerebro planifica toda la acción pero no contabiliza los recursos que el corazón puede brindarle, el corazón decide solo entregar lo que está acostumbrado a dar, los músculos determinan que dar lo mejor de sí es hacer solo aquello a lo que están acostumbrados y el hígado determina que la glucosa generada es más que suficiente, ¿Resultado? FRACASO, enfermedad, no lograr el objetivo.-

Los organismos deben lograr trabajar como la mejor de las máquinas en su coordinación y clara definición de sus objetivos, primero, destacando el principal de ellos, que el cuerpo (la empresa, en este caso) requiere. Y después los que cada órgano (departamentos) se establece para lograr esa meta deseada.-

Un cuerpo en armonía, es simbología de una vida sana, exitosa y productiva, una empresa en armonía logra sus metas, crece y se sostiene sin dificultad en el tiempo. Hagamos de nuestros órganos (departamentos) una maquinaria integrada, engranada y con un solo objetivo EL ÉXITO.-

»